38583
post-template-default,single,single-post,postid-38583,single-format-standard,theme-stockholm,stockholm-core-1.1,woocommerce-no-js,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline,qode-elegant-product-list,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Title Image

¿CÓMO AFECTAN LAS MASCARILLAS A NUESTRA PIEL?

¿CÓMO AFECTAN LAS MASCARILLAS A NUESTRA PIEL?


El uso de mascarilla en los espacios públicos ha llegado para quedarse. El estado de alarma ha generado cambios en nuestra forma de movernos, de relacionarnos e incluso en nuestro organismo. Y el órgano más extenso de nuestro cuerpo no iba a ser menos.

La mascarilla no deja de ser un complemento externo (y sintético) de nuestro rostro que, debido al uso prolongado de la misma, genera un microclima húmedo y cálido que puede desarrollar distintas afecciones tales como dermatitis, acné, picores, rojeces y sequedad.



   ¿QUÉ AFECCIONES PUEDEN APARECER?

En general, llevar una mascarilla sobre la cara supone una agresión para nuestra piel, tanto por la oclusión que conlleva, como por el roce o contacto en las zonas de ajuste (en concreto, las mascarillas quirúrgicas afectan más a la zona que se encuentra detrás de las orejas y las mascarillas FPP2 a nivel de la nariz y la zona malar) como por la reducción de la ventilación y aumento de la humedad local. Por suerte, conseguir llevarla sin que estas zonas se vean afectadas es posible si seguimos una rutina de belleza adecuada y adaptada a nuestra piel.

 



   SOLUCIONES

1.Hidratar con cremas ajustadas a tu piel

No es un secreto que a la hora de elegir tu crema facial debas tener en cuenta tu tipo de piel. Conociendo sus niveles en agua y lípidos, su grado de sensibilidad o de elasticidad podremos aplicar la fórmula facial más efectiva.

En el caso de las pieles SECAS el calor y las mascarillas provocan que el delicado equilibrio grasa-agua se rompa y la proporción de lípidos disminuya considerablemente. Se acentúa la sensación de tirantez y se favorece incluso la aparición de descamaciones.

Si la piel es MIXTA o de TENDENCIA GRASA, habrá que hacer hincapié en la limpieza para evitar la aparición de espinillas y sebo. Las áreas más grasas producirán más grasa y las más secas se resecarán más.
Y como en el resto de las tipologías cutáneas, hay que reequilibrar, proteger y restaurar la barrera cutánea.

 

Cuando se presenta una piel SENSIBLE (aclarar que no es una tipología, sino una condición de la piel) es importante la presencia de activos calmantes y protectores en nuestras formulaciones (tales como el Aloe Vera).

2.Establecer la correcta rutina de limpieza

La limpieza facial es casi tan importante como el lavado de manos cada vez que vuelves a casa. Hay que eliminar restos de sebo, células muertas, polución o maquillaje. Además, la humedad generada por la mascarilla favorece la proliferación de bacterias.
Asesórate por tu dermoconsultor cuál es la rutina de limpieza que mejor se adapta a tu tipo de piel en esta nueva etapa.

3.No olvidarse del protector solar

Hemos pasado muchos días en casa y la piel se encuentra más vulnerable a los rayos solares. Además, la zona de nuestro rostro cubierta por la mascarilla puede parecer protegida de los efectos del sol, pero no es así. Es importante no bajar la guardia y proteger la piel con un FPS 50 no oclusivo y que se adapte a tu piel.



En resumen
– Conoce tu tipo de piel y utiliza los productos que mejor se adapten a ella. Un estudio de la piel personalizado se convierte en el aliado perfecto para encontrar las fórmulas más adecuadas.

– Limpieza previa y posterior con productos suaves adaptados y que ayuden a la oxigenación del cutis

– Evitar el maquillaje.

– Utilizar FPS 50+ de textura ligera.


Ahora más que nunca, tu piel requiere de tu atención.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?
Powered by

Para ofrecerte un mejor servicio, nuestra página Web utiliza Cookies. Para continuar navegando debe aceptar nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar